El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

     
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

"DOBLE PUERTA GRANDE PARA FANDIÑO Y DAVID MORA"

   

10/Julio/2012

Zabala de la Serna (El Mundo)

Pamplona El encierro de El Pilar ha sido el más rápido de todo San Fermín hasta la fecha, y 'Campanero' el toro más rápido en ser arrastrado: se partió una mano en la segunda serie de la faena. El toro que era un torazo de amplia bodega, generosa badana y abundante cuajo: 640 kilos en un esqueleto largo. Por delante los pechos. Salió distraído y suelto. Matías Tejela lo fijó perdiéndole pasos. Una miradita de vez en cuando del toro a la querencia. Y un puyazo harto trasero; medido el segundo. En el capote de Zamorano el de El Pilar ponía ya buena intención. Había que hacérselo despacio. Tejela se lo hizo en las dos primeras tandas de derechazos y el toro se lo agradeció. Pero en un pase de pecho apoyó mal y se partió la extremidad. No hubo otra que abreviar. El segundo llevaba el hierro de Moisés Fraile y una belleza exquisita en la cara. Otras hechuras. Más bajo y movido de atrás. Tocado arriba de pitones. Por el izquierdo tomó el capote de Fandiño con clase superior en un par de verónicas caras. No creo que la intención de ese gran picador que es Rafael Agudo fuera sangrarlo del tal modo al quererlo frenar con el palo por delante. Lo cierto es que el castigo, más por su colocación que por abundante, provocó en el buen toro un géiser que no cesó durante la lidia. Y el fondo se fue apagando en la muleta clásica de Fandiño, que lo vio claro al empezar por la zurda, ayudado por la espada simulada por el viento. Cambió la mano a una serie cumbre de redondos que fue la cima de una faena con el toro a menos. La alegría de las bernadinas y la recitud del volapié, más que la rectitud de la travesía de la espada, le entregaron una oreja de pañuelos contados. Del mismo tono que no corte fue la de David Mora con un tercero que descabalgó a Mario Herrero en dura caída del caballo. El corte de Mora es otro al de Iván, otro patrón, cargado de vicios. El codilleo que tan profusamente se le ve en la muleta se le transforma en una especie de latigazo con el capote que suele tirar los toros. Dos veces a este de ayer. Pero el toro remontó con más bravura que clase en una faena que principió Mora con dobladas, continuó con derechazos a su forma y manera, o sea vaciando antes de tiempo y estéticamente encorvado, y siguió al natural con las repeticiones de 'Deslumbrante' sin terminar de humillar. De todo su hacer, el espadazo contudente marcó la diferencia e inclinó la balanza. La corrida de El Pilar vino muy desigualona. El alto, flancón y destartaladete cuarto lo subrayaba aún más. Le faltó poder y fuerza. Riñones no había. La faena no pudo ser más que como la embestida, de querer y no poder, y embarulladita por tanto. Tejela mató a la tercera. El quinto de hallaba en las antípodas. Un galán de tomo y lomo. Iván Fandiño brindó a Pamplona entera. Y se clavó en los medios en un pase cambiado acongojante. Sin espacios, si no se quita unos centímetros sale como un cohete de la plaza. Sobre la mano derecha torea Fandiño de purísima madre. Muy tapada a su altura la dulzura del toro de enorme volumen. Pasos perdidos para hilvanar al no poder ligar. Un tanda rematada con mucha torería en dos pases de pecho a pies juntos. La zurda no dejó huella. Sí una penúltima tanda de redondos. Manoletinas en la versión clásica ahora casi de costadillo. Y una estocada muy trasera y tendida que, curiosamente, tuvo muerte. El premio ganaba en peso al anterior, pero no había causa para la segunda que la peña pedía. La puerta grande del encierro se le abrió. Para la foto es chula. El salpicado último era otro tío. Con su puntito de quererse ir, el toro de Moisés Fraille metía la cara en los vuelos de la muleta con calidad y humillación. Mora estuvo por correr más la mano, objetivo no siempre conseguido. Por los dos pitones 'Cantillito' ponía un viaje que moría un tranco más lejos que el muletazo. Gran toro. El mejor de la buena corrida de El Pilar. El acero le falló precisamente al de Toledo. Que cobró la estocada en segundo envite. Y a golpe de descabello se alzó a hombros con Fandiño. A pares las dan en Pamplona. Ficha: Monumental de Pamplona. Martes, 10 de junio de 2012. Sexta de feria. Prácticamente lleno. Toros de El Pilar y dos de Moisés Fraile (2º y 6º), de diferentes hechuras y remates, muy desiguales; el cuajado 1º tuvo buen aire hasta que se lesionó; guapo y con clase el muy sangrado y a la postre desfondado 2º; con más bravura que calidad el 3º; sin poder el destartalado 4º; un galán el 5º de dulzura a su altura por el derecho; extraoirdinario el serio 6º, el de más calidad y mejor condición con su punto mansito. Matías Tejela, de rioja y oro. Estocada baja (silencio). En el cuarto, dos pinchazos y estocada (silencio). Iván Fandiño, de champán y oro. Estocada atravesada y algo pasada (oreja). En el quinto, estocada muy trasera y tendida (oreja). David Mora, de azul marino y oro. Espadazo contundente y pasado (oreja). En el sexto, pinchazo, estocada y descabello. Aviso (oreja). Salió a hombros con Fandiño.

   

  <<Crónicas
videoC+
mundotoro
burladero
toroslidia
cetnotorolidia
toros
las-ventas
aplausos
eladelanto
la gacetadesalamanca
6toros6
tribuna
 
ganaderiaelpilar.es